Esta sal es ideal para dietas bajas en sodio. Se puede cocinar y sazonar con la sal hiposódica del mismo modo y en la misma proporción que con la sal común, pero con un 66% menos de sodio que la sal común.

Se presenta en un cómodo formato tipo salero de 125 gramos.